Diputación de León
Formulario de búsqueda
Ayuda para la búsqueda

La Diputación de León celebra la XXI Jornada Provincial de Consumo que se ha centrado en la puesta en marcha de la Red de Agentes de Comercio Interior de Castilla y León

15/03/2017 - La Diputación ha explicado las fórmulas e trabajo de la Oficina Provincial de Consumo en toda la provincia

  

La Diputación de León ha celebrado durante esta mañana la XXI Jornada Provincial de Consumo, a la que han asistido el vicepresidente de la Diputación, Francisco Castañón, y la directora general de Comercio y Consumo de la Junta de Castilla y León, Irene Núñez.
 
Francisco Castañón ha querido agradece su presencia a los asistentes, representantes de ayuntamientos y juntas vecinales de la provincia, recordando que “la filosofía con la que nacieron estas Jornadas es mantener activa la comunicación entre la Oficina de Consumo y las entidades locales de la provincia, ya que los responsables de las entidades locales sois los primeros a los que vuestros vecinos trasladan sus preocupaciones”.
 
Además, les ha trasladado a los alcaldes, concejales y personal técnico que ha acudido a la Jornada que “vuestra participación es clave para que nosotros como Diputación, a través de la puesta en común de vuestra experiencia y sugerencias, podamos mejorar un servicio tan importante como es el de Consumo; un servicio eficaz y que cumpla las expectativas de los consumidores de la provincia”.
 
La Jornada, que se desarrolla cada año el 15 de marzo con motivo de la celebración del Día Mundial del Consumidor, ha constado de dos partes. Por un lado, el personal de la Oficina de Consumo de la Diputación de León ha dado a conocer el trabajo que se desarrolla desde este servicioy las fórmulas de contacto y consulta de la Oficina Provincial de Consumo. En una segunda parte, la directora general de Comercio y Consumo ha dado a conocer la Red de Agentes de Comercio Interior de Castilla y León (RACI), una herramienta que tiene como objetivo impulsar la ordenación, innovación y promoción del comercio local. Con este fin, la Diputación y la Junta firmaron recientemente un convenio de colaboración para la puesta en marcha de esta red.
.
 
Irene Núñez ha explicado que la función principal de la RACI es la de recabar información con el objetivo de prestar asesoramiento apoyo y técnico al comercio, y orientar a las administraciones e la toma de decisiones que puedan influir en la política relacionadas con este sector, sobre la base de una formación especializada, por lo que se impulsará la puesta en marcha de un sistema de formación específico destinado al personal que forme parte de las comisiones de trabajo y seguimiento.
 
El objetivo final del desarrollo de esta iniciativa es aportar nuevas fórmulas para impulsar la economía, en especial en las zonas rurales de la provincia, actuando sobre la actividad comercial, ya que es un factor clave para el crecimiento económico y el asentamiento de población, por lo que el fortalecimiento del tejido comercial en el medio rural se considera prioritario.
 
Para conseguir este objetivo, se llevarán a cabo, en virtud de este acuerdo, diferente iniciativas:
 
-      Poner a disposición de la RACI una base de datos de establecimientos comerciales y gestionar su actuación
-      Crear un `Portal del Comerciante´ con versiones específicas para cada entidad participante.
-      Mantener actualizada la información suministrada a través de ese portal en el ámbito de sus competencias.
-      Impulsar la puesta en marcha de un sistema de formación especifico para el personal que forme parte de las comisiones de trabajo y seguimiento
-      Impulsar la constitución de las comisiones de trabajo y designar al personal que formará parte de las mismas en representación de cada una de las instituciones o entidades locales adheridas.
 
La Diputación de León ha decido formar parte de esta iniciativa, impulsada desde la Junta de Castilla y León, con el objetivo de mejorar este sector en la provincia. La dispersión geográfica en pequeños núcleos rurales de la provincia leonesa, hace que existan muchas localidades cuyo equipamiento comercial es insuficiente y, en muchos casos, nulo, por lo que la venta ambulante se constituye como la única vía de abastecimiento con la que cuenta la población. Este tipo de venta y la falta de regulación que lleva asociada, se traduce en una falta de control de los productos, desde el punto de vista higiénico- sanitario y de información sobre seguridad, origen o etiquetado, situaciones que vulneran los derechos de los consumidores de la zona rural y ocasionan conflictos en las localidades donde coexisten el comercio ambulante y el permanente.