Diputación de León
Formulario de búsqueda
Ayuda para la búsqueda

La Diputación de León se adhiere a la Red de Agentes de Comercio Interior de Castilla y León en el que participan 21 diputaciones y ayuntamientos de la Comunidad

13/01/2017 - El presidente de la institución provincial firma un convenio de colaboración con la consejera de Economía y Hacienda con el objetivo de dinamizar la economía y asentar población en el área rural

  

El presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo y la consejera de economía y Hacienda, Pilar del Olmo, han firmado esta mañana en Valladolid el convenio de colaboración gracias al que se pondrá en marcha en la provincia la Red de Agentes de Comercio Interior de Castilla y León (RACI). Este acuerdo se ha formado en Valladolid, además de con la Diputación de León, con otras 20 diputaciones y ayuntamientos de Castilla y León.
 
La función principal de la RACI es la de recabar información con el objetivo de prestar asesoramiento apoyo y técnico al comercio, y orientar a las administraciones e la toma de decisiones que puedan influir en la política relacionadas con este sector, sobre la base de una formación especializada, por lo que se impulsará la puesta en marcha de un sistema de formación específico destinado al personal que forme parte de las comisiones de trabajo y seguimiento.
 
El objetivo final del desarrollo de esta iniciativa es aportar nuevas fórmulas para impulsar la economía, en especial en las zonas rurales de la provincia, actuando sobre la actividad comercial, ya que es un factor clave para el crecimiento económico y el asentamiento de población, por lo que el fortalecimiento del tejido comercial en el medio rural se considera prioritario.
 
Para conseguir este objetivo, se llevarán a cabo, en virtud de este acuerdo, diferente iniciativas:
 
-      Poner a disposición de la RACI una base de datos de establecimientos comerciales y gestionar su actuación
-      Crear un `Portal del Comerciante´ con versiones específicas para cada entidad participante.
-      Mantener actualizada la información suministrada a través de ese portal en el ámbito de sus competencias.
-      Impulsar la puesta en marcha de un sistema de formación especifico para el personal que forme parte de las comisiones de trabajo y seguimiento
-      Impulsar la constitución de las comisiones de trabajo y designar al personal que formará parte de las mismas en representación de cada una de las instituciones o entidades locales adheridas.
 
La Diputación, a través de este acuerdo, se compromete a actualizar esa base de datos, determinar el grado de simplificación administrativa para la eliminación de barreras para la apertura de nuevos comercios, detectar las necesidades del comercio en materia de formación innovación y promoción, favorecer el intercambio de experiencias y las buenas prácticas en este sector. Además, elaborará estudios que puedan interesar en este sentido a los comerciantes y formulará propuestas de actuación, mantendrá actualizada la información, dentro de sus competencias del Portal del Comerciante y designará al personal que formará parte de las comisiones de trabajo y seguimiento.
 
La Diputación de León ha decido formar parte de esta iniciativa, impulsada desde la Junta de Castilla y León, con el objetivo de mejorar este sector en la provincia. La dispersión geográfica en pequeños núcleos rurales de la provincia leonesa, hace que existan muchas localidades cuyo equipamiento comercial es insuficiente y, en muchos casos, nulo, por lo que la venta ambulante se constituye como la única vía de abastecimiento con la que cuenta la población. Este tipo de venta y la falta de regulación que lleva asociada, se traduce en una falta de control de los productos, desde el punto de vista higiénico- sanitario y de información sobre seguridad, origen o etiquetado, situaciones que vulneran los derechos de los consumidores de la zona rural y ocasionan conflictos en las localidades donde coexisten el comercio ambulante y el permanente.
 
Otro de los aspectos más importantes que se recogen en este proyecto es la continuidad del comercio rural tras la jubilación de los propietarios, así como la búsqueda de formatos comerciales que faciliten la supervivencia de los pequeños comercios rurales.
 
A través de esta colaboración con la Junta de Castilla y León, según Juan Martínez Majo, “se pueden aportar nuevas fórmulas para impulsar la economía de la zona rural de nuestra provincia, actuado sobre la actividad comercial, factor clave para el crecimiento económico y el asentamiento de población, un objetivo prioritario para nosotros como Diputación”.