Fecha de caducidad y de consumo preferente

¿QUÉ DIFERENCIA EXISTE ENTRE LA FECHA DE CADUCIDAD Y LA DE CONSUMO PREFERENTE?

Uno de los datos obligatorios que deben figurar en el etiquetado de los alimentos es la fecha de caducidad o de consumo preferente, según proceda. Pero, ¿qué significan y en qué se diferencian ambos términos?

Fecha de consumo preferente: indica hasta qué fecha el fabricante asegura que el producto mantiene todas sus propiedades organolépticas, es decir que mantiene el sabor, olor, la textura, color y consistencia originales. Transcurrida esta fecha, si se ha conservado adecuadamente, puede comerse sin producir daños a la salud. La textura, el sabor, consistencia, etc. pueden haberse alterado, pero sanitariamente el producto no tiene problema. Así, un chocolate con almendras en el que figura una fecha de consumo preferente hasta enero de 2020, si lo voy a comer ahora, puedo encontrarme que la almendra esté un poco blanda y con un sabor poco agradable, que el chocolate haya perdido su textura original, pero no va a causar daño a mi salud. No obstante, cualquier envase abollado o hinchado debe desecharse y no consumir su contenido, aunque estemos dentro de la fecha de consumo preferente.

Fecha de caducidad: los productos en los que figura fecha de caducidad son aquellos de naturaleza perecedera y que, mantenidos en las condiciones que establezca el envasador, generalmente refrigerados, su consumo después de la fecha indicada, pueden causar daños a la salud. Por ello, si no hemos consumido el alimento dentro del plazo establecido por el envasador, aunque tenga buen aspecto, debemos desecharlo.