Novedades en la factura de la luz

Consumo

Desde el día 1 de junio de 2021 se han incorporado novedades en la factura de la luz.

Hasta ahora, el consumidor doméstico podía tener contratada distintas tarifas (2.0 A, 2.0 DHA, 2.0 DHS, 2.1 A, 2.1 DHA y 2.1 DHS), sin embargo, ahora, todos tenemos la tarifa 2.0 TD. Dentro de esta nueva tarifa, se inluyen los peajes e impuestos que el usuario no puede controlar, ya que están regulados por ley, y por lo tanto se aplican de forma automática en la factura, sea cual sea el tipo de contrato que tengamos. Sin embargo, también tenemos dos variables con las que sí podemos jugar para reducir el importe de la factura.

POTENCIA CONTRATADA

Independientemente del consumo que se realice, en la factura pagaremos una parte correspondiente a la potencia contratada. Es muy importante no tener contratada más potencia de la necesaria, ya que hace que la factura sea más elevada, ni tener contratada tan poca potencia que si conectamos dos aparatos eléctricos de forma simultánea salte el limitador. Con el objeto de contratar la potencia necesaria sin pasarse ni quedarse corto, tenemos que calcular la que necesitamos para poder desarrollar nuestra actividad sin sobresaltos, para ello, debemos consultar las indicaciones técnicas de los aparatos que queremos tener funcionando de forma simultánea para calcular la potencia mínima que necesitamos.

Actualmente, podemos tener contratadas dos potencias, una menor para el día, de 8 h a 24 h, denominado periodo PUNTA, en el que es más cara, y otra mayor para la noche, los fines de semana y fiestas nacionales, que constituye el periodo VALLE, cuyo importe es más barato. Este procedimiento debe ir asociado a un cambio en nuestros hábitos de consumo de la electricidad, es decir, aprovechar para poner a funcionar los electrodomésticos de mayor consumo (lavadora, secadora, lavavajillas, acumuladores eléctricos, etc.) entre las 24 h y las 8 de la mañana, los fines de semana o los festivos nacionales, o lo que es lo mismo, en periodo VALLE.

ENERGÍA CONSUMIDA

La energía consumida es la variable que hace que nuestra factura sea más o menos elevada en función de la luz que hayamos gastado. Con las novedades que han entrado en vigor el 1 de junio de 2021, el precio de la energía consumida va a ser diferente en tres periodos.

  • El periodo de PUNTA: con el precio más elevado, de 10 de la mañana a 2 de la tarde y de 6 de la tarde a 10 de la noche de lunes a viernes no festivos.
  • El periodo de LLANO: un precio menos caro de 8 a 10 horas, de 2 a 6 de la tarde y de 10 a 12 de la noche.
  • El periodo de VALLE: con un precio reducido comprende las horas nocturnas (de 0 horas a 8 de la mañana) y todas las horas del sábado y el domingo y festivos de ámbito nacional.

De esta forma, si organizamos nuestras tareas domésticas desplazando las que más energía consumen a periodos en los que el precio de la energía consumida es más económico y, además, contratamos menos potencia para el día, ya que no vamos a utilizar los electrodomésticos que más potencia requieren, y más potencia para la zona valle, más económica, podremos optimizar los recursos y rebajar la factura eléctrica.

Este cambio se aplica desde el día 1 de junio de 2021 de forma automática a todos los contratos de tarifa regulada con PVPC. Los usuarios que tienen contrato con comercializadoras de libre mercado seguirán con las condiciones que tenían, sin perjuicio de futuras modificaciones. Si desea cambiar su modalidad de contrato, debe consultar las distintas opciones que ofrece el mercado libre o cambiarse al mercado regulado.