Cancelación préstamo hipotecario

Por fin la casa es mía

Cuando el banco concede un préstamo hipotecario para la compra de vivienda, es necesario firmar ante notario e inscribir en el registro de la propiedad dos escrituras: la de la compra-venta de la vivienda y la del préstamo hipotecario.

Pagar la última cuota de amortización del préstamo supone una gran alegría. No obstante, una vez devuelto todo el dinero prestado por el banco, la vivienda seguirá constando en el registro de la propiedad con una anotación que recoge la existencia de una carga hipotecaria.

La cancelación de la hipoteca en el registro no es obligatoria, sin embargo, es conveniente hacer este último trámite en previsión de una futura venta de la vivienda o para solicitar una nueva hipoteca. No efectuar la cancelación supone que el registro de la propiedad continuará informando que la vivienda no está libre de cargas. Por ello, cuando finalicemos la amortización del préstamo conviene realizar los trámites para cancelar la hipoteca.

TRÁMITES PARA CANCELAR UNA HIPOTECA EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Opción A: solicitar la cancelación a la entidad financiera,

- El banco estará obligado a tramitar la cancelación, pero lo pondrá en manos de una gestoría y nos cobrará por los servicios prestados, además de los gastos de notaría y del registro.

Opción B: realizar los trámites nosotros mismos,

- Solicitar al banco un certificado de deuda cero; el Banco de España establece que deben facilitarlo de manera gratuita.

- Acudir con el certificado a una notaría para solicitar y firmar la petición de cancelación del préstamo, no es necesario que sea la misma notaría con la que se firmó el contrato de la hipoteca.

- El notario se encarga de convocar al apoderado de la entidad, que no puede cobrar por acudir a la notaría a firmar.

- Acudir a la delegación de Hacienda de la comunidad autónoma para presentar el formulario del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (Formulario 600).

- Recoger la escritura del notario firmada por el titular y por el representante del banco. Pagar el importe de la escritura en la notaría, su cuantía dependerá del importe inicial del préstamo.

- Llevar la escritura notarial y el formulario 600 al registro de la propiedad, donde se inscribirá la cancelación y se levantará la carga sobre la propiedad. - Para comprobar que la cancelación se ha efectuado correctamente, pasados unos días solicitar una nota simple al registro de la propiedad, este trámite se puede realizar personándose en las oficinas del registro de la propiedad o por internet.

CANCELAR HIPOTECA POR CADUCIDAD

Desde el año 2002 es posible cancelar en el registro la anotación de la hipoteca por caducidad siempre que hayan pasado 20 años desde la finalización del plazo de pago fijado en la escritura.

Si el interesado acude al registro personalmente, bastará con presentar una instancia solicitando la cancelación por caducidad, (un modelo para ello se adjunta a este artículo), y presentar el DNI. Este trámite no supone gastos.

Es conveniente consultar si es necesario presentar la liquidación de impuestos (ITP) antes de presentar la solicitud en el registro correspondiente.