Familia e Infancia

La Ley 14/2002, de 25 de julio de Promoción, Atención y Protección a la infancia en Castilla y León, atribuye a las Diputaciones una serie de competencias en el ámbito relativo a los menores, que se deben ejercer a través de los Servicios Sociales Básicos y de los Servicios Especializados creados a tal efecto.

En desarrollo de esta Ley, el Decreto 131/2003, de 13 de noviembre, señala que el Apoyo a la Familia constituirá el recurso de carácter prioritario entre las actuaciones con efectos protectores cuya adopción y desarrollo compete a las entidades locales en relación con las situaciones de riesgo del/de la menor.