La AECT León- Bragança presenta el Diagnóstico Territorial elaborado dentro del Plan Estratégico de la Agrupación Europea de Cooperación Municipal

16/07/2018

Aect León Braganza

Esta primera fase incide en la necesidad de poner en valor la riqueza cultural, natural y patrimonial de ambos territorios

.- La Diputación de León ha acogido esta mañana la Asamblea de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial León-Bragança, (AECT León-Bragança), que ha celebrado su sesión ordinaria. Entre los diferentes asuntos que se han tratado se encuentran la aprobación de la cuenta general, las actividades realizadas, los proyectos en marcha y otras posibles iniciativas para poner en marcha. Así, uno de los temas ha sido la elección del nuevo presidente de la AECT, que en esta ocasión recae el presidente de la Cámara Municipal de Bragança, Hernâni Venancio Dias, relevando a Juan Martínez Majo en el cago, que pasa a ser vicepresidente. Dïas ha sido escogido, como recordó el presidente de la institución provincial leonesa, conforme a los estatutos de la AECT, “por unanimidad entre los miembros de la Asamblea General y el cargo será ejercido cada dos años de manera rotativa entre los miembros de España y Portugal”. El segundo asunto, y el más importante, ha sido la presentación de la primera fase del Plan Estratégico de la AECT, concretamente el Diagnóstico. La elaboración de este Plan está financiada por el Programa de Cooperación Territorial España-Portugal en un 75%, y que el Plan Estratégico será un documento que definirá las líneas para la cooperación de la propia a través de un Plan de Acción. “Si bien para elaborar el diagnóstico territorial se han seguido las unidades de territoriales estadísticas de la Unión Europea, lo que se conoce como NUTS, en nuestro caso las NUTS III, es decir Tràs-os-Montes y Provincia de León, con lo que el Plan Estratégico y sus acciones concretas sólo se materializarán en el Territorio de competencia del Municipio de Bragança y de la Diputación de León”, explicó Majo. El Plan Estratégico se va a centrar en cinco sectores clave, identificados ya desde el momento de constitución de la propia AECT, sobre los cuales se llevarán a cabo acciones de cooperación. Son las áreas de Medio Ambiente, con agricultura y ganadería incluidas, Turismo, Cultura, Bienestar Social y Desarrollo de las Actividades Económicas. La elaboración del Plan Estratégico se está llevando a cabo en cuatro fases de trabajo, habiéndose concluido ya la primera fase, que es en la que se ha generado el documento de Diagnóstico Territorial. “El Diagnóstico del territorio de la AECT León-Bragança se ha llevado a cabo en la Fase I del proyecto, incidiendo sobre ocho áreas: el marco territorial, el clima y medioambiente, la demografía, la economía y mercado de trabajo, la educación, la conectividad, el turismo y el patrimonio, tanto natural como cultural”, señaló el presidente de la Diputación. El diagnóstico concluye con un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) sobre las cinco áreas o sectores clave para la AECT. “Las conclusiones más relevantes de este análisis DAFO, es que el territorio presenta una serie de debilidades estructurales como el despoblamiento, con especial incidencia en el medio rural, que se relaciona con el desarrollo económico, un medio físico con una orografía compleja o la presencia de desastre naturales”, explicó Juan Martínez Majo, quien añadió que “algunas de las Amenazas identificadas en el diagnóstico se relacionan con cuestiones como la emigración de nuestros jóvenes del medio rural, la adaptación de la formación a la realidad socioeconómica, el apoyo a la mujer rural, así como otras amenazas latentes sobre el medio ambiente”. Pero el territorio de la AECT León-Bragança presenta también Fortalezas, las cuales deben ser puestas en valor; “nos referimos, entre otras muchas, al importante legado histórico, es decir un gran patrimonio cultural; la buena calidad de vida de los habitantes de un territorio que se reconoce poseer un buen estado de conservación generalizado sobre el que se asienta una gran variedad paisajística y biológica, con grandes masas forestales en buen estado de conservación que hay que mantener”. Un diagnóstico territorial que ha puesto de manifiesto la existencia de una serie de oportunidades de desarrollo que marcarán las pautas a seguir en las diferentes acciones de cooperación que se lleven a cabo, tanto entre las dos entidades que constituimos la AECT, como con otras entidades y territorios europeos, aprovechando los diferentes instrumentos de financiación que la Unión Europea pone a disposición, tanto en el periodo actual 2014-2020, pero sobre todo con la visión puesta en el próximo presupuesto plurianual de la Unión Europea 2021-2027. “La AECT León-Bragança trabajará, por lo tanto, en el desarrollo de estas oportunidades, aprovechando su localización y posición geoestratégica peninsular y regional en el ámbito de sus competencias, pero al mismo tiempo poniendo en valor todos aquellos recursos endógenos importantes para los territorios y sus habitantes: la calidad ambiental, la diversidad territorial, los recursos endógenos de alto valor como por ejemplo la agroindustria del medio rural, la cultura y las tradiciones o el patrimonio natural que pueden significar un atractivo turístico para ciertos colectivos”. El plan estratégico se encuentra en estos momentos en los últimos estadios de la Fase II, la cual ha consistido en la realización de reuniones sectoriales, tanto en el Municipio de Bragança, durante el mes de junio pasado, como en la Diputación de León, durante los primeros días del mes de julio. Estas reuniones, planteadas con una vocación participativa de los principales actores de ambos territorios, perseguían entre otros objetivos, la captación de necesidades de los sectores clave para la AECT León-Bragança, así como el sondeo de posibles estrategias de trabajo que conduzcan y contribuyan a la solución a las mismas. A partir de este momento se está trabajando en la redacción de las conclusiones, fruto de dichas reuniones, que marcarán una tendencia en la estrategia de desarrollo territorial y establecer un Plan de Acción definitivo con iniciativas y proyectos concretos que puedan llevarse a cabo en los próximos años, que como ya indiqué tendrán su visión puesta en los instrumentos de apoyo de la Unión Europea. “Como veis, damos pasos hacia un plan estratégico basado en las oportunidades que ofrecen nuestros territorios, que podemos identificarlos como recursos endógenos referidos a los espacios naturales, el patrimonio y la cultura o actividades económicas vinculadas al sector agroalimentario. Ponemos la base para, desde el estudio y el conocimiento, articular a medio plazo proyectos sostenibles que contribuyan al desarrollo económico y social de Braganza y León. Con un fin último, fijar población y frenar el drama de la despoblación”, indicó el presidente de la Diputación.