La Diputación firma 10 convenios con entidades sociales de la provincia por 164.000 euros para apoyar su trabajo en el área rural de la provincia

04/07/2016

Convenios servicios sociales

La institución provincial destina más de 760.000 euros a través de las subvenciones y convenios a este tipo de entidades que desarrollan su labor en la provincia o dedican sus esfuerzos a cooperar en países que necesitan ayuda

  

El presidente de la Diputación, ha firmado esta mañana 10 convenios de colaboración con otras tantas entidades de carácter social que llevan a cabo su trabajo en la provincia. En total, la institución provincial reparte para apoyar esta labor un total de 163.500 euros.
 
Así, se ha firmado un convenio con Jorge Juan Peña, gerente de la Fundación Centro Astorgano Leonés de la Solidaridad `Proyecto Hombre´, por una cuantía de 43.650 euros, como ayuda para el funcionamiento de la entidad y apoyo los distintos programas que llevan a cabo, teniendo en cuenta que la entidad tiene como finalidad la atención integral a las personas con dependencias adictivas y el estudio, prevención y erradicación de dependencias adictivas y de las problemáticas conexas de carácter personal, familiar y social.
 
Con Mercedes García, presidenta de Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer de León–AZHEIMER LEÓN-, por una cuantía de 24.798 euros, para el apoyo a las Unidades de Respiro Familiar en la zona rural. Unidades que tienen como objetivo sensibilizar y dinamizar la comunidad rural para aumentar la calidad de vida de los afectados por Alzheimer y otras demencias y déficit cognitivo desde la intervención temprana, ofreciendo formación e información sobre la enfermedad, facilitando atención directa según los medios disponibles. Las Unidades de Respiro Familiar se ubican en Santa María del Páramo, Cea, Valderas, La Robla y La Virgen del Camino.
 
Con Pedro Puente, presidente de la Asociación Comisión Católica de Migración –ACCEM- por un importe de 5.000 euros para colaborar en el proyecto “Información, orientación e intervención social para la inclusión y prevención de la exclusión social en personas inmigrantes, solicitantes de protección internacional y refugiadas en municipios de la provincia de menos de 20.000 habitantes”. Proyecto que pretende la inserción social de estas personas y prevenir la discriminación por el origen racial o étnico en los centros educativos o en otros ámbitos que incluyan a toda la población en general. Las actuaciones se realizarán en Astorga, La Bañeza y en otros municipios aún por determinar. Respecto a la realización de actividades en los centros educativos, ya están previstas en La Virgen del Camino, Burgo Ranero y Vegellina de Órbigo, y está pendiente que otros centros lo puedan solicitar.
 
Con José Martín Mateos, presidente de la Fundación Gitana Hogar de la Esperanza, por un importe de 30.555 euros, para colaborar en un programa de habilidades sociales con niños de 5 a 12 años y en otro para jóvenes o adultos gitanos, a desarrollar en poblaciones menores de 20.000 habitantes de la provincia, como Villaobispo de las Regueras, Mansilla de las Mulas, La Bañeza, La Robla, Cacabelos, Valderas, La Virgen del Camino o Astorga.
 
Con Antonio Senén, presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas de León, por un importe de 26.095 euros, para colaborar en su programa de Promoción del Asociacionismo, que tiene como objetivo facilitar a los jubilados y pensionistas atención social, recreativa y cultural, así como posibilidades de reunión, esparcimiento e información en el ámbito de sus intereses específicos. Todo ello a través de programas de educación física para mayores, de artes plásticas o de memoria, además de cursos de formación para mejorar y homogeneizar la gestión de las asociaciones de personas mayores. También realizan convivencias provinciales de asociaciones de mayores de la Federación Provincial de León, viajes socio-culturales o servicios de formación e información.
 
Con Rubén Martínez, presidente de Alzheimer Bierzo, por un importe de 6.000 euros, para colaborar en su proyecto de “Terapias no farmacológicas aplicadas en el medio rural berciano”, que consta de dos líneas de actuación. Por un lado las Aulas preventivas que tienen como objetivo estudiar la situación y necesidades de las personas mayores en el medio rural, previniendo la dependencia de la persona mayor, interviniendo con terapias no farmacológicas. Aulas que se ubican en Corullón, Vega de Espinareda, Sancedo, Cueto, Ocero, Cabañas Raras, Cortiguera, Cubillos del Sil, Fresnedo y Matarrosa del Sil. Y por otro, el Servicio de promoción de la autonomía personal, que pretende recuperar y/o mantener el mayor grado de independencia posible del, retrasando o previniendo el incremento de la dependencia Este servicio se realiza en Bembibre, Fabero y Cacabelos.
 
Además, se han llevado a cabo la firma de otros cuatro convenios, el primero de ellos con José Antonio Fierro, presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica -COCEMFE-, por un importe de 5.238 euros, para colaborar en el proyecto “Servicio de Integración Laboral Rural”, que se ha venido financiando hasta 2012, y que tiene como finalidad promover la integración laboral de las personas con discapacidad física u orgánica residentes en el medio rural, desempleadas, o que teniendo un trabajo quieran mejorar su situación laboral.
 
Con Jovino López, presidente de la Asociación Provincial de Alcohólicos Rehabilitados–ARLE-, por un importe de 5.476 euros, para colaborar en el “Proyecto de atención, rehabilitación, e inserción social del enfermo alcohólico y familia”, que ofrece recursos para la deshabituación, tratamiento y rehabilitación de las personas aquejadas por la dependencia del alcohol, configurándose como una de las principales actividades que desarrolla la entidad.
 
Con Julio Esquinas, presidente de la Asociación Bérgidum ex dependientes Asociados–BEDA-, a la que se aportan 9.461 euros, para el programa de tratamiento de abuso y/o dependencia de alcohol. Programa que tiene como objetivo principal la recuperación integral de personas dependientes del alcohol dentro del modelo bio-psico-social, para lo que pretenden la motivación para el cambio y su permanencia en el programa hasta su finalización, conocimiento y aceptación de su dependencia.
 
Y con Ascensión Sedano, presidenta de FEAFES/ Asociación Familiares y Personas con Enfermedad Mental- ALFAEM, a la que se destinan 7.220 euros, para colaborar en el “Programa de Sensibilización y Hábitos saludables de salud mental en el medio rural”, de nueva creación y cuya finalidad es la de contribuir a potenciar una visión positiva hacia el colectivo de salud mental, desarrollando un discurso normalizador. La intervención se centrará en localidades que, por sus características poblacionales y geográficas tienen más dificultades de acceso a los servicios socio-sanitarios especializados en salud mental y que quedan más alejadas del ámbito de actuación de las sedes y delegaciones de la Asociación (León, Astorga, Ponferrada y Villablino). De este modo se desarrollarán dichos talleres en los CEAS de Puente de Domingo Flórez, CEAS de Boñar, CEAS de Matallana y CEAS de Valencia de Don Juan.
 
Juan Martínez Majo ha querido reiterar el agradecimiento de la institución provincial “a las asociaciones que nos acompañan por su trabajo diario por hacer un León mejor, más justo y solidario. Un objetivo por el que trabaja la Diputación, que en total destina más de 760.000 euros, a través de las líneas de subvenciones y la firma de convenios como los de esta mañana, a entidades de carácter social que trabajan en la provincia de León o dedican sus esfuerzos a cooperar en países que necesitan ayuda”, señaló.
 
Además, el presidente de la Diputación explicó que, concretamente, la institución cuenta con una línea de subvenciones de carácter social de 150.000 euros, una 87.000 euros para asociaciones dedicadas al alzheimer en la provincia, 390.000 euros para la firma de una treintena de convenios como los de hoy, y casi 120.000 euros para proyectos de solidaridad y sensibilización internacional, a lo que se suma una partida de 15.000 euros para ayudas humanitarias de emergencia. “Son números, cifras, pero detrás de cada una de ellas hay personas, ciudadanos que requieren nuestra atención y apoyo”, afirmó Majo.