Majo incide en el compromiso de la Diputación con “mejorar el bienestar” de las personas con discapacidad intelectual

27/11/2016

El presidente de la Diputación durante los actos del 50 aniversario del centro Cosamai.

Majo participó hoy en los actos conmemorativos del 50 aniversario de la primera peiedra de Cosamai que contaron con la presencia del Obispo de la Diócesis de Astorga y miembros de la corporación provincial.

 

27 de noviembre de 2016.- El presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, presidió hoy los actos conmemorativos del 50 aniversario de la colocación de la primera piedra en el Centro Ocupacional Cosamai, propiedad de la institución provincial. 

 

En su intervención, el presidente de la Diputación destacó “la apuesta decidida durante estos 50 años por las personas más necesitadas” e insistió en el compromiso de la Diputación de León “en mejorar el bienestar de todos los residentes”, tanto del Centro de Cosamai, como de los otros dos centros asistenciales de la institución provincial que cuentan con residentes con algún tipo de discapacidad intelectual. 

 

El acto, que contó con la presencia del Obispo de la Diócesis de Astorga, Juan Antonio Menéndez, y una amplia representación de los diputados provinciales encabezados por el vicepresidente para el Bierzo, Ángel Calvo, y los diputados de Centros Asistenciales y Servicios Sociales, Manuela García y José Miguel Nieto, sirvió para hacer un repaso a la trayectoria del centro desde los conocidos como Hermanos Holandeses, que participaron en la génesis del centro y alguno de cuyos miembros también estuvo presente en la celebración.

 

“Un día como hoy, en el que celebramos los 50 años de vida de Cosamai, debe convertirse en una jornada de reflexión y sensibilización”, remarcó Juan Martínez Majo, quien recordó que el Día Internacional de la Discapacidad se celebra el próximo 3 de diciembre.

 

También recordó que la Diputación de León, como responsable de tres centros asistenciales más la residencia de mayores Santa Luisa con un total de 400 residentes, “proporciona una atención integral a todos los residentes, con independencia de su grado de discapacidad, dando todos los apoyos que estos requieren y teniendo como principal objetivo la autonomía de todos ellos”.

 

137 residentes

 

En COSAMAI se atiende actualmente a 137 personas, con un retraso mental ligero o moderado. Los usuarios están en diferentes regímenes: 33 son permanentes (no salen nunca porque no tienen familia), 18 en internado obligatorio (salen al menos una vez al trimestre), 15 (salen un fin de semana cada 15 días) y 44 internado semanal (salen todos los fines de semana). Los 21 restantes duermen en sus casas. La edad media de los usuarios esde 38 años. En COSAMAI trabajan 81 personas: maestros de taller, educadores, técnicos, limpiadores, conductores, coordinadores…

 

“El objetivo que se persigue a través de la atención que se presta es fomentar la capacidad creadora y la autonomía personal de los usuarios. Para conseguirlo, se llevamos a cabo actividades terapéuticas, ocupacionales y distintas actividades intercentros”, señaló, en su intervención, la diputada de Centros Asistenciales, Manuela García.

 

Talleres

 

Una de las terapias utilizadas en el Centro Ocupacional para conseguir la integración y la mejora de la calidad vida de los usuarios son los talleres ocupacionales. En total, se desarrollan 8 talleres: madera, cerámica, multiusos del papel, cartonaje, estampación, manipulación, encuadernación y jardinería, en los que participan la mayoría de las personas que se atienden en COSAMAI.

 

Los productos que se realizan en estos talleres son utilizados después por otros servicios de la institución provincial, como el área de Deportes, que utiliza trofeos o camisetas en sus actividades, colaborando especialmente con los talleres de estampación, cerámica y madera. “Este trabajo supone una opción de integración y desarrollo en un entorno laboral, por medio del cual se les capacita, promoviendo su plena integración sociolaboral”.

 

En COSAMAI el trabajo es uno de los factores que ayudan a la integración social, además de aportar autoestima a quién lo realiza. El papel del Centro se basa en intermediar entre los usuarios y el mercado de trabajo. Según explicó la diputada de Centros Asistenciales durante la visita, “desde la perspectiva que dan estas personas a nivel profesional, metódicos y constantes, cualidades muy valoradas por las empresas para las que trabajan y que confían en los servicios que ofrece el Centro, se apuesta por las capacidades de las personas, sea cual sea su condición. La experiencia demuestra que, de hecho, resulta muy fácil encontrar tareas y actividades susceptibles de ser elaboradas por personas con discapacidad intelectual”.

 

Además de dar respuesta a las necesidades básicas de los usuarios, desde la Diputación se lleva a cabo una extensa programación de actividades cuyo objetivo es mejorar la independencia de los discapacitados.