La Diputación de León y las Asociaciones del Camino de Santiago continúan analizando las necesidades del Camino de Santiago a su paso por la provincia

23/06/2016

Estudio Camino de Santiago

La mejora de la seguridad, la señalización, limpieza de las vías o las áreas de descanso son los algunos de los principales objetivos de esta iniciativa

  

El presidente de la Diputación, acompañado por las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago de Sahagún, Mansilla de las Mulas, León, Astorga y el Bierzo, ha visitado durante esta mañana en Valverde de la Virgen a los técnicos que están llevando a cabo un estudio que ha puesto en marcha la institución provincial, con la colaboración de estas entidades.
 
A través de este trabajo, se está analizando la situación real de la Ruta Jacobea a su paso por la provincia de León. “La necesidad de mejorar diversos aspectos que faciliten el viaje a los peregrinos, es constante y el mejor o único modo de poder resolver tales inconvenientes es conocerlos” según apunto Juan Martínez Majo.
 
Con esta iniciativa, se intentan determinar las principales deficiencias en materia de seguridad de los peregrinos, señalización, estado del firme, zonas inundables, desbroces, limpieza del Camino, situación de las áreas de descanso y todos los detalles que puedan afectar a las personas que recorren esta senda y a la propia esencia de la Ruta. De cada actuación se anota la referencia de ubicación y la titularidad de la vía en la que se propone la intervención.
 
Hasta el momento se ha recorrido el Camino desde Sahagún hasta Foncebadón, siempre con el asesoramiento de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, distribuidas como se indica:
 
- Sahagún-Mansilla de las Mulas. Asociación de Sahagún.
- Mansilla de las Mulas-Puente Villarente. Asociación Mansilla de las Mulas.
- Puente Villarente-Hospital de Órbigo. Asociación León.
- Hospital de Órbigo-Santa Colomba de Somoza (Cruz de Ferro). Asociación Astorga.
- Cruz de Ferro- La Laguna (Vega de Valcarce). Asociación Bierzo.
 
Aunque no se ha realizado el cómputo del número exacto de acciones en cada materia, si se puede confirmar la urgente necesidad de actuar en carreteras de competencia nacional, autonómica y provincial, para reforzar la advertencia en cruces peligrosos pero obligados para los peregrinos. Algún trayecto requeriría también la construcción de pasarelas o andaderos que salvaguarden la integridad de los caminantes. La homologación de la señalización y su refuerzo en encrucijadas es determinante para evitar dudas y pérdidas de los peregrinos.
 
Juan Martínez Majo ha desgranado las primeras conclusiones de este estudio. Así, ha destacado el firme el Camino en tramos complejos, como el que transcurre entre Rabanal y Foncebadón, no es apto para transitar al menos sin un alto riesgo de caídas. La limpieza del Camino, si bien en general es aceptable, muestra puntos realmente desagradables. Se concentran preferentemente en áreas de descanso abandonadas, con papeleras rebosantes de basura que, ante la falta de limpieza, inundan la zona. La vulneración del trazado del Camino de Santiago como Bien de Interés Cultural, tampoco debería pasar desapercibida. La concentración parcelaria, sin duda importante, no puede ser causa de alteración un espacio sometido a la máxima protección legislativa.
 
“El Camino de Santiago, Patrimonio de la Humanidad, Primer Itinerario Cultural Europeo y Calle Mayor de Europa, es la ruta más conocida en todo el mundo y el paso de cientos de miles de personas por ella cada año, genera un movimiento social, cultural y económico digno de cuidad y rentabilizar”. Por tanto, según explicó el presidente de la institución provincial, se considera urgente la intervención que finalmente se proponga y que debería pasar por tres líneas básicas:
 
- Implantación de programas de sensibilización que creen en los vecinos y autoridades locales la conciencia real de que poseemos un espacio de valor incalculable y beneficioso para todos, si se gestiona adecuadamente.
 
- Requerimiento a las administraciones competentes de la ejecución de cuantas acciones razonadas sean necesarias para mejorar el trayecto provincial leonés del Camino de Santiago.
 
- Vigilancia constante y apoyo a los municipios del Camino para lograr su mantenimiento en las mejores condiciones posibles.
 
Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones del Camino de Santiago, Luis Gutiérrez Perrino, ha señalado la importancia de la puesta en marcha de esta iniciativa, “ya que es la primera vez que una institución hace algo por mejorar las deficiencias de la Ruta Jacobea, por lo que hemos ofrecido nuestra entera colaboración”.