Diputación y Junta firman un convenio para eliminar las 321 escombreras ilegales y establecer un sistema de recogida regular en los pueblos de la provincia

22/01/2018

El presidente de la Diputación y el consejero de Fomento y Medio Ambiente durante la firma del convenio.

El BOP ya publicó el pasado 15 de enero las bases para que los ayuntamientos soliciten las ayudas necesarias para la construcción de las plantas de transferencia de escombros que serán sufragadas por la institución provincial.

 

Este convenio se pone en marcha una vez que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha cumplido el objetivo de sellar los 88 vertederos existentes en la provincia de León, para lo que ha invertido 23,6 millones de euros, así como la construcción, que se está llevando a cabo actualmente, del segundo vaso de vertido en el CTR San Román de la Vega por valor de 5,6 millones de euros.

El convenio firmado esta mañana define los compromisos y las líneas de actuación de cada una de las administraciones, que consisten en la ejecución de los trabajos de restauración de un total de 321 escombreras que forman parte del Inventario de Vertederos Ilegales de Residuos de Construcción y Demolición así como la realización de acciones encaminadas a evitar la aparición de nuevos depósitos ilegales de residuos de construcción y demolición.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente será responsable de contratar y ejecutar los trabajos de restauración de las escombreras, así como las asistencias técnicas necesarias, tales como proyectos técnicos, direcciones de obra o asistencias técnicas a esta; y de financiar los trabajos de restauración de las escombreras por un importe máximo de 1,9 millones de euros. 

Además deberá compartir con la Diputación de León y los ayuntamientos implicados la información precisa para la ejecución de las actuaciones que corresponda y asesorarlos en materia de residuos. La Consejería deberá promover una campaña dirigida a concienciar a la población sobre la adecuada gestión de los residuos de construcción y demolición generados en obras menores de construcción y reparación domiciliaria en la provincia.

Por su parte, la Diputación de León pondrá a disposición de los ayuntamientos una línea de ayudas de hasta 10 millones de euros para la construcción de las plantas de transferencia de los residuos inertes. El pasado 15 de enero el Boletín Oficial de la Provincia ya publicó las bases para que los ayuntamientos soliciten las ayudas para implantar esas plantas de transferencias.

Además deberá poner a disposición de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente los terrenos titularidad de la Diputación en los que se sitúan las escombreras y facilitar la puesta a disposición de los terrenos de titularidad municipal e instar a los municipios a que adopten las medidas de vigilancia, inspección y control de las escombreras recuperadas. La cuantificación de estas actuaciones, dedicada por la Diputación de León, asciende a 10 millones.

El convenio prevé la creación de una Comisión de Seguimiento con representantes de los organismos firmantes y que será la encargada de velar por el correcto funcionamiento de los acuerdos, que mantendrán su vigencia hasta diciembre de 2019.

El Consejo de Gobierno aprobó a principios del pasado año una inversión de 9,6 millones de euros para el Programa para la recuperación ambiental de zonas degradadas por el depósito de residuos inertes en la Comunidad de Castilla y León con el objetivo de restaurar las 2.263 escombreras inventariadas y de  implantar un sistema alternativo de gestión para los residuos de construcción y demolición depositados en dichas escombreras que se desarrolla en colaboración con las Diputaciones o los Consorcios Provinciales para la Gestión de Residuos.

Con el convenio firmado esta mañana con la Diputación de León son ya seis las provincias que ya están trabajando para eliminar sus escombreras, tras las firmas de los convenios correspondientes con Ávila, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid.

Estas actuaciones se enmarcan en el compromiso de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de desarrollar un programa para la recuperación ambiental de zonas degradadas por el depósito de residuos inertes en la Comunidad en colaboración con las Diputaciones Provinciales y los Consorcios Provinciales de Gestión de Residuos, en cumplimiento del Plan Integral de Residuos de la Comunidad así como de los compromisos de legislatura en materia de Calidad y Sostenibilidad Ambiental.

Completado el sistema de infraestructuras de gestión de residuos, permitirá que todos los ciudadanos de Castilla y León tengan acceso a un sistema de gestión de residuos urbanos que garanticen su recogida y tratamiento. En todas las localidades la adecuada gestión de los residuos está garantizada gracias a la Red de Infraestructuras de recogida y gestión que se ha construido en cada una de las provincias con una inversión de 257,5 M € (12 Centros de Tratamiento de Residuos Domésticos + 50 Plantas de Transferencia de Residuos + 10 depósitos de rechazo + 3 plantas de clasificación de envases + Puntos Limpios), de los que en León se ha realizado una inversión de 56,7 M€.