La Diputación muestra su compromiso con el sector remolachero y pide “entendimiento” para que se “siga cultivando y molturando” en la provincia de León

08/03/2018

El presidente de la Diputación junto a las mujeres remolacheras durante la reunión mantenida en el Palacio de los Guzmanes.

Juan Martínez Majo muestra su apoyo durante un encuentro mantenido con una treintena de mujeres remolacheras en el Palacio de los Guzmanes coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer Trabajadora

  08 de marzo de 2018.- El presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, ha mostrado el “apoyo” de la institución provincial al sector remolachero de la provincia con el objetivo de que “se siga cultivando y molturando la remolacha” en León.

 Este compromiso se puso de manifiesto en un encuentro mantenido con una treintena de mujeres remolacheras que participaron, a su vez, en los actos institucionales celebrados en el Palacio de los Guzmanes con motivo del Dia Internacional de la Mujer Trabajadora.

 Juan Martínez Majo propugnó, “desde el respeto a las decisiones” que cada colectivo adopte, la necesidad de que “se llegue a un entendimiento” para que “no peligre” la actividad industrial existente en la provincia con la única factoría en La Bañeza.

 Reiteró, a su vez, la necesidad de mantener la actividad agrícola en nuestro mundo rural porque “es la única forma de evitar” que continúe la sangría de la despoblación, y en este sentido abundó en el “papel de la mujer” para que “nuestros pueblos sigan vivos”.

 Por su parte, la directora del área Agrícola de Azucarera, Salomé Santos, agradeció la “acogida” de la institución provincial “en un día tan señalado” para un colectivo “tan invisible durante mucho tiempo y a la vez tan importante como son las agricultoras”.

 Incidió en la “apuesta” de la compañía por el cultivo de la remolacha en la provincia de León donde “existen oportunidades” para que los agricultores aumenten en cultivo para lograr un incremento de la producción.

 En esta línea, resaltó que Azucarera “tiende puentes” y está “abierta al diálogo” con los agricultores y los colectivos “que los representan” para llegar a “una solución que satisfaga a todos los productores”.