Saludo

Leoneses y leonesas, aprovecho la oportunidad que me brinda este canal de comunicación de la página web oficial de la Diputación de León, para ofreceros lo mismo que si estuviéramos hablando en persona: mi puerta abierta para recibir vuestras inquietudes y esperanzas, que, a buen seguro, son las mismas que las mías y las de mi equipo de gobierno.

Todos queremos una provincia de León más próspera y justa. Una provincia que, como dije en mi discurso de investidura, nadie quiera dejar y a la que muchos quieran venir. La despoblación y el envejecimiento de nuestra pirámide demográfica es el principal reto al que nos enfrentamos en este marco de convivencia e identidad al que llamamos León. Revertir esa situación es ya desde el primer minuto uno de nuestros principales objetivos.

La Diputación por sí sola no puede resolver todos estos problemas. Somos conscientes de ello, pero sí puede liderar un movimiento que aporte, que sume y que reivindique, allá donde tenga que hacerlo, que la provincia de León no quede fuera de la agenda de las administraciones, que ya han empezado a considerar esta lacra de la despoblación como una cuestión de Estado.

Esta institución tiene una importancia capital para la vida en nuestros más de 1.200 pueblos, hasta el punto de que la razón de ser de esta Administración no es otra que mejorar las condiciones de vida de quienes tenemos el compromiso de mantener activo el medio rural.

Se abre una nueva etapa en la Diputación de León y estoy convencido de que con el trabajo de toda la sociedad leonesa vamos a lograr nuestros objetivos. A este respecto, sólo puedo decir que tengo una voluntad firme y que estoy decidido a intentar revitalizar la provincia de León.

 

Eduardo Morán Pacios

Presidente de la Diputaciónde León