LA CABRERA. Cuadernos de arquitectura



3. MATERIALES, SISTEMAS Y ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS


3.2. Formación de huecos. Portones, puertas, ventanas y balcones


Portón con tejaroz. Truchas

La formación de los huecos al exterior tienen tratamientos diferenciados, estando influidos por el carácter del material pétreo. Mientras que las jambas de huecos de acceso normalmente se realizan en piedra, pudiendo emplear incluso piezas de sillería o sillarejo con similares utilizaciones a las de los esquinazos, los dinteles adquieren diferenciaciones en función del tamaño.

Los huecos de portones carretales integrados en las fachadas utilizan vigas de madera para conformar dichos dinteles, tratamiento que se puede ampliar a otros huecos de acceso, balcones y ventanas. Incluso no es raro que dicho dintel se complete con dos jambas de madera laterales como cerco estructural, pudiendo colocarse a haces exteriores de la fábrica, donde normalmente el elemento superior vuela lateralmente empotrándose lateralmente en la fábrica pétrea, pudiéndose suplementar con otra pieza superior de madera como refuerzo. Solución esta última que permite ajustar el apoyo del forjado y corredor superior, e incluso adoptar forma ligeramente curvada, a manera de arco de descarga. También el cerco puede desplazarse hacia el interior de la fábrica, formando entonces las jambas con la propia fábrica, donde se puede emplear algunas piezas de mayor tamaño, incluso de sillarejo o sillería en su constitución. En algún ejemplo las piezas de esquistos se colocan en disposición vertical, en su tramo inferior, como podemos ver en un ejemplo de Truchas, completándose con piezas horizontales en el resto de la altura de la jamba, disponiéndose el dintel con una pieza de madera.

Los portones en algunas ocasiones pueden integrarse en los muros de cierre de los espacios libres de corral anejos, protegiéndose con tejaroces, como hemos reseñado con anterioridad. En estos casos se emplea el dintel superior como apoyo de la estructura del tejaroz ampliando su sección, duplicándose en su interior con otra u otras vigas. A su vez la siguiente pieza, si existe, cumple además la función de quicio superior para el propio portón.

Puerta. Nogar

Al mismo tiempo en puertas de menor tamaño, tanto en planta baja, como de acceso en planta superior a través de la escalera o corredor, hallamos soluciones con dinteles pétreos, pudiendo localizarse unidades con soluciones monolíticas en forma de arco tallado en piezas de esquistos o incluso en dinteles horizontales. También se localizan soluciones en arco adovelado compuesto por lajas esquistosas, tanto en forma rebajada como en arco de medio punto. Aunque la mayoría de las soluciones exteriores, de modo especial en puertas correspondientes a usos auxiliares, utilizan la solución del dintel de madera acompañado o no por jambas del mismo material que hacen de cerco estructural, tanto colocados a haces exteriores como ligeramente remetidos de la fábrica, en disposiciones similares a las de los portones. En ocasiones estos huecos en situación expuestas se protegen con pequeños tejadillos, que en la solución más sencilla están constituidos por una línea de losas voladas empotradas en la propia fábrica pétrea, justamente por encima del dintel de madera.

Sin embargo los huecos menores en planta baja, realizados para la ventilación de espacios auxiliares, pueden muy habitualmente realizarse en sus jambas, dintel y alféizar con piezas monolíticas de piedra, dado su limitado tamaño, tanto de piezas de sillería o sillarejo, como de mampostería seleccionada, pudiendo encontrar tanto formas verticales a modo de troneras, donde sus jambas incluso pueden ser piezas de lajas verticales irregulares, con algún tratamiento singular en arco, como también dispuestas horizontalmente. Incluso en algún ejemplo de dotan de un tallado horizontal al dintel como pequeño guardapolvos protector superior. Tampoco faltan las soluciones realizadas completamente en madera a modo de cerco estructural, siempre dispuesto enrasado a la cara exterior de la fachada.

Detalle de atado de portón. Manzaneda

Las ventanas se abren especialmente en el nivel superior en correspondencia con los espacios habitables de vivienda, teniendo un tamaño limitado, empleando en su constitución tanto piezas de sillería, no faltando aquellas cuyas jambas, alféizar y dintel son monolíticos incluso con algún ejemplo en arco tallado en una sola pieza pétrea, como constituidas con el cerco completo de madera, enrasado con la línea exterior de fachada. En aquellas, como ocurre en huecos de acceso de planta baja, pueden emplearse lajas pétreas horizontales voladas entestadas en la fábrica, sujetando las jambas de madera, para evitar el movimiento exterior del cerco, con un sistema simétrico que puede complementarse con una pieza horizontal volada sobre el propio dintel de madera como elemento protector del hueco y su carpintería. Otra solución menos frecuente es el empleo de piezas de madera que hacen la misma función, apareciendo esta variedad en algún portón o puerta protegidos bajo el vuelo del corredor y más singularmente en huecos de ventanas. Se dispone como una pieza horizontal dotada de una cabeza trabajada empotrada en la fábrica que sobresale y se superpone en distintos puntos a la jamba de madera, evitando el movimiento de dicho cerco estructural.

13