Valles Occidentales. Cuadernos de Arquitectura



2.LOS TIPOS BÁSICOS ARQUITECTÓNICOS



Como modelo más sencillo el edificio se desarrolla en una sola altura, con la planta rectangular, pudiendo doblarse ligeramente en L, al añadirse alguna edificación auxiliar, cuyo testero nos puede mostrar el pajar abierto e incluso resaltado en forma escalonada, con las guindastras o grindallas, como la casa dibujada en Villager de Laciana, acompañada por el hórreo cubierto de paja, aunque hoy ha visto sustituida la casa su cubierta de paja por losa.

Casa de la Fuente. Manzaneda de Omaña. Planta 1ª

La variedad de los ejemplares es muy amplia, hallando soluciones de corredor o galería como soluciones evolutivas hacia los modelos evolucionados con techos de losa y teja. Así se han reseñado casas elementales, que pueden relacionarse con las cabañas temporales pastoriles y particularmente con las casas de los vaqueiros de alzada, que podemos ejemplificar en la casa dibujada de Robledo de Omaña. Dispone de un cuerpo principal de vivienda en planta rectangular, con dos espacios internos: la cocina. que incluye el horno en su interior con bóveda de adobes, y el cuarto destinado a estancia y dormitorio, incorporando la panera creada con tablas. Al otro lado de un corral cercado se dispone el cuerpo rectangular de la corte-pajar. Los modelos más habituales de casas de teito o teitu tienen planta continua o articulada, bien compuesta por dos bloques: la vivienda y el pajar-corte, pudiendo añadirse un cobertizo o alpendre abierto, o en distintos cuerpos que se apoyan en los límites del corral, contando con un portalón cubierto. En ellos no es raro que se asome el volumen del horno al exterior, con techo propio de losa o teja.

Casa de la Fuente. Manzaneda de Omaña. Sección

Ejemplos como la casa dibujada de Peñalba de Cilleros eran más infrecuentes, al separarse del cuerpo principal de dos alturas otros edificios destinados a cuadras, pajar, almacenes e incluso el hórreo. Otros modelos característicos en Omaña se articulan en un corral cerrado por edificación, organizando el bloque de la casa en el interior, dotado de corredor con patín, como en el ejemplo de Manzaneda de Omaña, donde el acceso se realiza por un portón incorporado en un cuerpo amplio que sirve de cobertizo a la carreta. La gran densidad de este tipo de edificaciones con cubierta vegetal, que fueron localizadas casi en todos los lugares de Omaña y en gran parte del resto del territorio, hoy como mucho se conserva en algunas de sus techumbres bajo uralita, siendo este material el indicativo de su pervivencia actual, conjuntamente con la presencia de los testeros escalonados, además de multitud de ejemplares arruinados y abandonados. Otro modelo que puede reseñarse es el que emplea bordes semicirculares en plantas rectangulares, a modo de transición con los modelos de las casas de paja redondeadas, denominadas en el ámbito galaico como pallozas. Se puede reseñar un ejemplar de esta variedad que ha sido retechado recientemente en Robles de Laciana, pudiendo añadirse ejemplares con cubierta de uralita o losa en lugares como Llamas de Laciana o Matalavilla.

Casa de Paja. Peñalba de Cilleros. Planta Baja

En las casas con cubierta de losa o teja encontramos variedades, con cierta frecuencia, vinculadas a los modelos anteriores, que nos indican su relación con las desaparecidas casas de paja o simplemente fruto de su transformación. Como la forma redondeada o semicircular de los extremos, la fuerte inclinación de algunas cubiertas, donde la losa se apoya en la antigua forma de las estructuras de madera, la pervivencia de resaltos escalonados en algunas cubiertas, separando distintos cuerpos de edificación, o la presencia de líneas de losas voladas y empotradas en muros medianeros, que actuaban de remate de los encuentros con cubiertas vegetales. O ejemplares que se desarrollan en planta baja o en modelos desarrollados en dos niveles con patín o escalera exterior, donde los corredores no están presentes, relacionados o incluidos en modelos de casas vaqueiras, o donde están ya presentes los corredores o galerías cerradas, relacionadas con modalidades evolucionadas de casas de losa y teja.

3