La Diputación restaurará quince enclaves históricos de la provincia gracias a un nuevo ‘Programa R’ dotado con dos millones de euros

06/06/2022

La Diputación restaurará quince enclaves históricos de la provincia gracias a un nuevo ‘Programa R’ dotado con dos millones de euros.

La segunda edición de este plan especial, diseñado y puesto en marcha por el Instituto Leonés de Cultura, permitirá rehabilitar o acondicionar castillos, palacetes, puentes, torres, castros, calzadas romanas, patrimonio industrial y otro tipo de inmuebles relacionados con el pasado histórico de la provincia / El anterior ‘Programa R (Recuperar-Regenerar-Reactivar)’ movilizó seis millones de euros de los que se beneficiaron 30 monumentos y lugares de interés cultural, constituyendo la mayor inversión en patrimonio realizada nunca en la provincia de León, de un modo unitario, por cualquier tipo de administración

Quince monumentos del más diverso tipo -histórico, etnográfico, religioso-, así como patrimonio industrial y espacios de interés arqueológico, repartidos por toda la provincia, se beneficiarán de la segunda edición del denominado ‚Programa R (Recuperar-Regenerar-Reactivar)’, dotado con dos millones de euros y cuyo reparto de subvenciones aprobó el Consejo Rector del Instituto Leonés de Cultura. Un Consejo Rector de carácter marcadamente patrimonial y que, por primera vez en su historia, se celebró en una de las plantas del castillo de Valencia de Don Juan.  

Se trata de una ampliación del primer ‚Programa R’, anunciado en febrero de 2021 y que permitió movilizar seis millones de euros en lo que supuso la mayor inversión en patrimonio llevada a cabo en la provincia de un modo unitario, muy por encima de las aportaciones realizadas en el pasado por las administraciones nacional o autonómica. El éxito de aquel plan especial, del que se están beneficiando 30 monumentos y enclaves históricos, motivó la segunda fase que se acaba de aprobar en el Consejo Rector del ILC.

El presidente de la Diputación de León y del Consejo Rector del ILC, Eduardo Morán, ha indicado que la aportación del ‚Programa R’ a la protección del patrimonio de la provincia suma ya ocho millones de euros.

De la misma manera que en el caso del primer ‚Programa R’, esta ampliación ha adoptado la forma de convocatoria pública en régimen de concurrencia competitiva, garantizando así la transparencia en el procedimiento y la igualdad de oportunidades para todas las entidades involucradas. Al igual que en la primera fase, han podido acogerse a estas subvenciones ayuntamientos, juntas vecinales y fundaciones de la provincia de León.     

Castillos, palacios, templos, torres, puentes, calzadas, castros prerromanos y exponentes del patrimonio industrial y minero leonés están dentro de las actuaciones aprobadas, que se extienden por prácticamente todas las comarcas de la provincia. En concreto, las subvenciones aprobadas son las de la restauración integral del castillo de Alcuetas, la rehabilitación del Pozo María en Caboalles de Abajo, la intervención en el Monasterio de San Benito de Sahagún, la rehabilitación del palacete Eliseo Ortiz de Valencia de Don Juan, la consolidación y adecuación de las ruinas de San Juan de Montealegre, la consolidación de la muralla del castro de la Peña del Hombre, la remodelación del Alfar Museo de Jiménez de Jamuz, la rehabilitación del Puente de los Peregrinos de Molinaseca, la recuperación y puesta en valor del puente y calzada de la Vía de la Plata en Palacios de la Valduerna, las actuaciones de consolidación, seguridad y accesibilidad en el castillo del conde de Peña Ramiro de Valdavido, la restauración de la iglesia de Santiago Apóstol en Valcabado del Páramo, la restauración del castillo-fortaleza templaria de Santa Colomba de Curueño, la rehabilitación y mejora de accesibilidad en la antigua estación de ferrocarril de Fresno de la Vega, la rehabilitación y puesta en valor de la torre de Villalboñe, y la intervención en el conjunto arquitectónico del Molino del Junquillo y antigua vivienda del molinero en Val de San Lorenzo.

 

Castillo de Valencia de Don Juan

Por otro lado, el presidente de la Diputación provincial y del Instituto Leonés de Cultura, Eduardo Morán, visitó la parte del castillo de Valencia de Don Juan que acaba de ser consolidada y recuperada gracias a una serie de importantes obras financiadas en su mayor parte por el ILC. Unos trabajos que, principalmente, buscaban estabilizar el talud de la fortaleza que mira hacia el río Esla -cuya erosión estaba poniendo en riesgo todo un sector del castillo-, y para los cuales el ILC ha aportado un total de 340.000 euros.    

Morán aseguró que, con esta intervención, se ha resuelto un “problema histórico” del castillo, que se asienta sobre una terraza en la margen izquierda del Esla, río que desde siglos atrás erosiona el escarpe con serio riesgo de derrumbe.

En concreto, las obras han permitido consolidar perfectamente la torre noroeste a nivel de cimentación, pero también se ha llevado a cabo el recalce de los elementos desplomados tanto de esa torre como de la suroeste, mediante apeos provisionales y muros de hormigón blanco. Otro aspecto a destacar ha sido la recuperación de la poterna de acceso al castillo desde su parte baja, y cuya embocadura se había previsto preservar para mantener su accesibilidad. Así, en el transcurso de los trabajos arqueológicos que se han venido desarrollando paralelamente a las obras de consolidación, se halló una galería muy profunda que da continuidad a los restos inicialmente visibles. Al considerarse dicho hallazgo de extraordinario interés, se ha procurado una solución técnica que permitirá su protección y preservación, así como su futura excavación arqueológica y su puesta en valor en las debidas condiciones de seguridad y viabilidad.

Por otro lado, el talud del escarpe se ha estabilizado mediante un gran terraplén compactado, dotado de una escollera estabilizadora, solución que permitirá controlar tanto los problemas de desprendimientos debidos a la erosión del talud como el riesgo de inestabilidad de éste. Tal y como estaba previsto, el terraplén ejecutado se ha drenado mediante cunetas y bajantes y se ha tratado adecuadamente mediante hidrosiembra, protección con manta orgánica biodegradable y plantación de plantas autóctonas.