Morán comparte una jornada formativa y de convivencia en La Cueta con menores que han superado un cáncer

27/08/2022

Imagen de la visita a La Cueta.

La iniciativa solidaria ‘Aventura Trashumante’ forma a estos pequeños embajadores del clima en los valores de la ganadería estacional, el mastín leonés y el respeto al medio ambiente / El presidente explica el papel crucial de la Diputación en agua, residuos, gestión forestal y lucha contra plagas, entre otros aspectos

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, ha clausurado este jueves la experiencia ‚Aventura trashumante entre lobos y mastines’ que este verano ha desarrollado en la localidad babiana de La Cueta su cuarta edición. Aventura Trashumante es una iniciativa solidaria de Tiendanimal Educa, coordinada por la Asociación MaratónDog, en la que han participado 20 jóvenes, de entre 13 y 17 años, que han superado un cáncer. Morán ha estado acompañado en su visita por el diputado Alider Presa; por el director del proyecto, Manuel Calvo, y por el pedáneo de La Cueta, Emilio Manuel Martínez.  
Los jóvenes, procedentes mayoritariamente de Andalucía, han compartido con la delegación provincial sus últimas horas en Babia, donde han descubierto los entresijos de la práctica de la trashumancia en una experiencia única acompañando a los pastores en sus travesías con rebaños de casi 1.500 ovejas con cerca de una docena de mastines. Así, han conocido en primera persona las fortalezas de la ganadería estacional; el valor, particularidades y cuidados del perro mastín leonés y fórmulas de establecer una relación personal y social más respetuosa y sostenible con el medio ambiente.

Tras elogiar la fortaleza de estos jóvenes para hacer frente a la enfermedad y su compromiso con los valores del mundo rural, Morán les ha explicado que la Diputación de León presta apoyo a los ayuntamientos, juntas vecinales y a los propios vecinos en cuestiones tan importantes como el tratamiento de los residuos, el abastecimiento, depuración y control de la calidad de las aguas de consumo humano, la recogida de perros vagabundos y abandonados, el análisis químico de suelos y fertilizantes para agricultores y ganaderos, la lucha contra plagas y enfermedades que pueden afectar a plantas y cultivos, la prevención de los incendios y los aprovechamientos forestales.

Además, la institución apoya las acciones que se llevan a cabo en las Reservas de la Biosfera de la provincia, imparte o coordina acciones para formar a profesionales en el cuidado de viveros, la apicultura, la resina, la jardinería u otros trabajos forestales y colabora con los ayuntamientos en la difusión de los valores medioambientales locales, además de suministrarles plantas y árboles ornamentales para sus parques y zonas verdes.

Por su parte, Manuel Calvo, artífice e ideólogo del proyecto, ha agradecido el apoyo de la Diputación y ha recordado que ‚Aventura trashumante entre lobos y mastines’ “reivindica la importancia de la figura del perro en el desarrollo del ser humano, a la par que instruye y alienta espíritu de superación y la fuerza de estos jóvenes que viven una aventura singular en uno de los paisajes más emblemáticos de la Península Ibérica”.

La comarca de Babia fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2004 y tiene en la ganadería (ovina, vacuna y equina) una de las actividades económicas más antiguas y arraigadas, óptima también para el modelado del paisaje y el mantenimiento de las costumbres y tradiciones.