El corazón de los bibliobuses y las bibliotecas municipales

01/01/2021

Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas  ubicado en el Complejo de San Cayetano.

El Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas de la Diputación de León, ubicado en el complejo de San Cayetano, almacena alrededor de 71.000 libros, 10.000 DVDs y 5.600 revistas

Ni se les ve ni se les oye, pero su trabajo está detrás de la alegría que llevan los bibliobuses a los pueblos de la provincia de León y de la diversidad y actualización que ofrecen las 41 bibliotecas municipales incluidas en el Sistema de Bibliotecas de Castilla y León. El Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas es el corazón de todo este entramado. Desde sus instalaciones en el complejo de San Cayetano es el encargado de gestionar y mantener el pulso de la cultura en el medio rural con envíos periódicos de libros, revistas, películas… que llenan las estanterías de los espacios culturales fijos de los pueblos y las que viajan sobre ruedas irrumpiendo en las localidades con su inconfundible música, que sirve de reclamo a los vecinos que son, en definitiva, los destinatarios del trabajo que realiza el centro coordinador que, en este pasado año, estrenaba instalaciones.

Sigue ubicado en el Complejo de San Cayetano, pero se ha trasladado a un espacio más amplio en el Pabellón San José y con unas instalaciones modernas y espaciosas cuyas obras de reforma culminaban el pasado mes de febrero. El Centro Coordinador de Bibliotecas se ocupa de la preparación y envío de los libros de 41 bibliotecas municipales y los seis bibliobuses de la Diputación de León, así como al almacenaje de recursos de cuatro de estas seis bibliotecas móviles pues las otras dos, las que sirven a la zona de Bierzo, parte de Laciana y La Cabrera, tienen su sede en Ponferrada.

En sus instalaciones hay almacenados alrededor de 71.000 libros, 10.000 DVDs y 5.600 revistas. Solo en 2020, se adquirían ejemplares por importe de 255.000 euros atendiendo a la política del servicio de bibliobús y de las recomendaciones procedentes de los bibliotecarios municipales y de los usuarios. Lo habitual es que de cada volumen se adquiera un ejemplar para cada una de las bibliotecas municipales y otro para cada bibliobús, pues a las primeras se les realizan envíos más o menos cada dos meses y las móviles actualizan su repertorio con tanta frecuencia como demandan sus usuarios, pues su trabajo comienza a primera hora de la mañana, antes de ponerse en carretera, con la selección de las peticiones realizadas en las localidades que van a visitar. En total, entre los libros almacenados en el centro coordinador en León, los almacenados en Ponferrada y los que viajan en los estantes de los bibliobuses se cuentan unos 135.000, más los que nutren las bibliotecas de los pueblos.

La Diputación de León, a la que fueron delegadas por parte de la administración autonómica las competencias en materia de bibliotecas rurales, gestiona esta actividad a través de este servicio dependiente del Instituto Leonés de Cultura (ILC). Según el convenio de cesión de competencias firmado en el año 1997, el Centro Coordinador está facultado para la selección, adquisición, preparación técnica y envío de las colecciones a las bibliotecas municipales y se ocupa, además, de la gestión directa de los bibliobuses.

Cuando un libro, una revista o un DVD entra en el Centro Coordinador se incluye en el catálogo colectivo autonómico, que genera el etiquetado de cada ejemplar, a los que también se aplica un código QR que remite a un video en Youtube con información sobre el mismo. A partir de este momento se procede al empaquetado de lotes para las distintas bibliotecas o se integran en el almacén de los bibliobuses para subirse a sus estanterías cuando así lo considere al responsable de cada vehículo.

El enorme volumen de material con el que se trabaja en este centro hacía del espacio una necesidad imperiosa de cara a la nueva sede, un objetivo que se ha visto cumplido con 410 metros cuadrados de superficie y más de 2.350 metros lineales de estanterías. Otra novedad consiste en la perfecta distinción de espacios según la actividad a desempeñar; así, se ha establecido un área de trabajo técnico bibliotecario en la que se ubican los encargados de bibliobús para las labores propias de gestión de colecciones y usuarios y otro espacio destinado a la preparación manual de los libros que irán a las bibliotecas municipales y bibliobuses. También disponen de muelle de carga y almacenamiento para la recepción de materiales, y de un espacio de almacenaje para útiles y materiales de trabajo diario tales como folletos, material de limpieza, impresos u objetos expositivos.