La familia de Arsenio Marcos, el promotor leonés que trajo a Sinatra a España, dona al ILC objetos personales

21/09/2021

La familia de Arsenio Marcos, el promotor leonés que trajo a Sinatra a España, dona al ILC objetos personales.

La familia de Arsenio Marcos Rodríguez, el promotor de espectáculos saberense que, entre otros conciertos, fue el responsable del recital que ofreció Frank Sinatra en Madrid en 1986, ha donado al Instituto Leonés de Cultura diplomas, imágenes, documentos y otros objetos personales / Fallecido en 2019, Arsenio Marcos había emigrado en su juventud a Bilbao, donde regentó negocios de hostelería que lo introdujeron en el mundo de la contratación de espectáculos. La donación incluye distinciones como la que le entregó la ciudad californiana de Monterrey Park

La familia de Arsenio Marcos Rodríguez ha donado al Instituto Leonés de Cultura diplomas, cartas, fotografías y otros documentos personales de este destacado empresario leonés que, entre otras iniciativas, fue el principal responsable del concierto de Frank Sinatra en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid en el año 1986, el único que el artista ofreció en España a lo largo de su intensa carrera profesional.

El diputado de Cultura, Pablo López Presa, acompañado por el coordinador de Proyectos del ILC, Emilio Gancedo, recibió de manos de Oliva Marcos, su hermana, documentos tan especiales como la fotografía que recoge la firma del contrato del citado concierto, el diploma por el cual la ciudad californiana de Monterrey Park le nombró ciudadano de honor, carteles e imágenes del recital de Sinatra en Madrid, una dedicatoria y una caricatura a él dedicadas, realizadas por el gran músico y artista Xavier Cugat, y otros objetos e ilustraciones. La entrega tuvo lugar en Sabero, lugar de nacimiento de Arsenio Marcos y al que la familia regresa con frecuencia aunque habitualmente resida en Bilbao. “El Instituto Leonés de Cultura es el sitio perfecto para custodiar todos estos documentos y objetos que nos hablan de un leonés tan heterodoxo, emprendedor, optimista y activo como fue Arsenio Marcos Rodríguez”, expresó López Presa, a la vez que agradecía a la familia del empresario, en la persona de Oliva Marcos, una donación “tan entrañable” que refleja “el gran cariño que Arsenio sentía por su tierra leonesa”.

Fallecido en diciembre de 2019 a los 76 años de edad, Arsenio Marcos fue un hombre hecho a sí mismo que comenzó guardando vacas en Sabero y en el pueblo de Corcos, del que procedía su familia, y que tras emigrar a Bilbao se dedicó a los más diversos oficios (barrendero, hojalatero, repartidor de leche, transportista) hasta introducirse con éxito en el mundo de la hostelería, pues regentó un restaurante y una sala de fiestas desde la que dio el salto a la contratación de artistas tan populares en aquella época como Isabel Pantoja, José Luis Perales o Moncho Borrajo.

El 25 de septiembre de 1986, en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, y tras una larga y compleja negociación, Arsenio Marcos y otros dos socios bilbaínos vieron conseguido su objetivo de que “La Voz”, como era conocido Frank Sinatra, actuara en España por primera y única vez. Un éxito en lo artístico que no lo fue en lo económico, aunque Marcos siempre defendiera aquella audaz iniciativa: “Sigo pensando que lo de Sinatra fue una inversión”, solía decir. Sinatra cantó en Madrid acompañado de 35 músicos de la Orquesta Filarmónica de Londres en lo que no fue parte de una gira sino el único concierto que ofreció en Europa en aquella temporada. Arsenio Marcos acometería después otros proyectos de calado, como traer a Madonna o a Bruce Springsteen, que no llegaron a fructificar. “Lo mío es crear, hacer cosas originales, traer gente que es difícil”, afirmaba.