El ILC recupera la ermita de San José en Requejo de Cepeda

12/06/2020

El ILC recupera la ermita de San José en Requejo de Cepeda.

El Instituto Leonés de Cultura de la Diputación de León sufraga con 88.500 euros la restauración de este singular templo clasicista, que será empleado como espacio social y Centro para la Memoria Histórica

La ermita de San José, en la localidad de Requejo de Cepeda (municipio de Villagatón-Brañuelas), ha sido completamente rehabilitada por el Instituto Leonés de Cultura (ILC) de la Diputación de León después de un siglo de abandono y de encontrarse en una situación límite que ponía en grave riesgo su estructura. El coste total de la obra ha ascendido a 102.633,70 euros, de los cuales el ILC ha aportado 88.466,37 euros dentro de su Plan de Reparación, Conservación, Restauración y Rehabilitación de Bienes Inmuebles de Patrimonio Histórico Artístico, mientras que el resto ha corrido a cargo del Ayuntamiento de Villagatón.      

El diputado de Cultura, Arte y Patrimonio, Pablo López Presa, acudió este viernes junto a la alcaldesa de Villagatón-Brañuelas, Carolina López Arias, también diputada de Derechos Sociales y Territorio Sostenible, a visitar y examinar los últimos trabajos de rehabilitación de este singular templo clasicista del siglo XVIII que ha visto reparada su cúpula central y recompuestos los muros y otros espacios que se encontraban en muy mal estado. La ermita data del año 1739, está protegida como yacimiento arqueológico en calidad de Bien Inventariado y consta en el catálogo de planeamiento urbanístico de Villagatón. Se trata de un templo de cruz latina, de piedra y con las esquinas y pilastras del crucero realizadas en un tipo de mampostería más cuidada y escuadrada. Además, destaca la puerta de entrada de arco de medio punto, en piedra labrada. Su emplazamiento en la parte alta del pueblo, con una excepcional vista de los Montes de León, su gran cúpula y la hiedra que lo cubrió durante décadas habían venido otorgando a este templo en ruinas de un aura especial de monumento romántico.

La ermita de San José, que llegó a ser capellanía, fue progresivamente abandonada a lo largo del siglo XX y sufría, por lo tanto, de importantes patologías: caída de materiales en las cubiertas y en los muros del crucero y de las naves, deterioros en la zona de la cúpula, etcétera. Las actuaciones se han centrado especialmente en la limpieza general y en la eliminación de especies vegetales invasivas, la reconstrucción de paredes arruinadas, la reposición de cubiertas con madera de la estructura, el cierre con pizarra y canalones de cobre, el atirantado de la zona del transepto y la reposición de suelos, carpinterías e instalaciones eléctricas, de modo que la recuperación ha sido integral. La función a la que se pretende destinar este edificio ahora recobrado es la de convertirse en espacio social y cultural para uso de los vecinos de Requejo y Corús, en plena Cepeda Alta, y también como centro para la Memoria Histórica.

“Ahora que hemos rehabilitado el edificio para emplearlo en fines culturales y sociales, solamente quedaría la adecuación del entorno y la restauración del retablo de pizarra, de gran singularidad y que se encuentra reubicado en la iglesia parroquial, para culminar la puesta en valor de este lugar -explicó Carolina López Arias, alcaldesa de Villagatón-Brañuelas y diputada de Derechos Sociales-. Una ruta de senderismo por los alrededores, en la que ya estamos trabajando, completaría las actuaciones que hemos querido llevar a cabo en este importante espacio de nuestro municipio”.

Por su parte, Pablo López Presa, Diputado de Cultura, Arte y Patrimonio, y vicepresidente del Instituto Leonés de Cultura, hizo hincapié en la “alta rentabilidad, tanto social como económica” que conllevan las inversiones en patrimonio, “ya que obras como esta consiguen revitalizar toda una zona y abren nuevas oportunidades turísticas y por lo tanto de empleo para el mundo rural, todo ello preservando la memoria y el legado de nuestros mayores de cara a las generaciones futuras”, aseguró.