Morán, miembro de la dirección permanente de la Comisión de Diputaciones de la FEMP

09/03/2020

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, ha sido designado miembro de la dirección permanente de la Comisión de Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Barcelona acoge la primera reunión ordinaria que ha servido para marcar la hoja de ruta del actual mandato, con especial atención al reto demográfico, las políticas de igualdad o la financiación local

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, ha sido designado miembro de la dirección permanente de la Comisión de Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), de la que forma parte como vocal y que preside el responsable de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes.

La decisión ha sido adoptada en la primera reunión ordinaria de la Comisión de Diputaciones, tras su constitución oficial el pasado mes de enero, celebrada este lunes en la sede de la Diputación de Barcelona. El encuentro, en el que la presidenta de la institución provincial catalana, Nuria Marín, ofició como anfitriona, ha servido para fijar la hoja de ruta del actual mandato y los objetivos a desarrollar.

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, valoró la trascendencia de la labor que desarrolla la Comisión de Diputaciones en el marco de la FEMP sobre aspectos básicos como la despoblación, las políticas de igualdad o la financiación local. El responsable de la institución provincial leonesa destacó que se ha puesto sobre la mesa la gran capacidad de las diputaciones, “como administraciones pegadas al territorio y como mediadoras con las Comunidades Autónomas, el Estado y Europa, para hacer frente al reto demográfico”.

Morán también valoró que en esta primera reunión de la Comisión de Diputaciones de la FEMP también ha surgido el compromiso de exigir al Gobierno que se aborde la financiación local pendiente de forma paralela a la autonómica, que se recupere la financiación estatal en los planes provinciales y que se flexibilice la regla de gasto. A ello se une la petición de que los fondos europeos Feder puedan volver a aplicarse, dada la experiencia que las diputaciones provinciales ya poseen en su gestión.