La Diputación y la Fundación Cerezales premian un proyecto de investigación sobre el futuro energético de la Montaña Central

18/10/2022

Los ganadores, Antonio Ibáñez y Pablo Giráldez. Foto: Laura Tabarés.

‘Modelar el aire’ es el título del proyecto con el que la plataforma de investigación y edición Bartlebooth ha ganado la beca convocada por el Instituto Leonés de Cultura (ILC) y la Fundación Cerezales Antonino y Cinia (FCAYC) dentro de su convocatoria ‘Nudo/ Knot’

La segunda edición de la convocatoria ‚Nudo/ Knot’, una beca de creación e investigación establecida por el Instituto Leonés de Cultura de la Diputación provincial y la Fundación Cerezales Antonino y Cinia (FCAYC), ya tiene ganadores: se trata de los componentes de la plataforma Bartlebooth, Antonio Giráldez López (Lugo, 1990) y Pablo Ibáñez Ferrera (Gijón, 1992). El proyecto que presentaron, titulado ‚Modelar el aire’, está basado en la construcción de una asamblea y de todo un modelo territorial que permitan convocar e imaginar otras realidades de futuro, de soberanía y de relación con la energía, en el ámbito de la Montaña Central leonesa.        

El jurado de ‚Nudo/ Knot’ 2022, formado por Zaida Llamas (coordinadora general de FCAYC), Pablo López Presa (diputado de Cultura, Arte y Patrimonio), Susana Folla Abad (diputada de Juventud y Deporte) y Luis Martínez Campo (responsable del Área de Sonido y Escucha de FCAYC), valoró “el óptimo nivel de equilibrio” alcanzado por este proyecto “en cuanto a investigación, distribución de los recursos y materialización de la propuesta”. Asimismo, el jurado ha tenido en cuenta el escenario de transición energética que vive el planeta, especialmente sensible en la provincia de León, “como uno de los hitos culturales de mayor impacto global en el presente y con vistas al futuro”.

En palabras de sus autores, ‚Modelar el aire’ propone una aproximación “a la realidad orográfica y climática de la Montaña Central leonesa, actualmente acechada por los procesos extractivos contemporáneos del capitalismo verde, para la construcción de una asamblea y de un modelo territorial que permitan imaginar otras realidades de futuro, soberanía y relación con la energía”. Un tipo de investigación, por otra parte, que enlaza perfectamente con las líneas de trabajo que viene desarrollando FCAYC en torno a la etnoeducación y a la cultura contemporánea. Con ellas, la Fundación Cerezales Antonino y Cinia trata de impulsar nuevas narrativas que reflexionen sobre la presencia del hombre en el planeta desde una concepción más amplia y compleja de la llamada biosfera.

Además, ‚Modelar el aire’ propone una aproximación al territorio centrada en el medio aéreo que lo define para, desde ahí, construir una asamblea territorial que dé voz a los diferentes agentes que lo componen. En concreto, la fase inicial del proyecto, donde se combinará trabajo a distancia con la primera de las estancias, incluye el mapeado de agentes, circunstancias y problemáticas de la Montaña Central leonesa. Se utilizará, por un lado, material textual y visual de archivo procedente de instituciones, asociaciones y también comunitario, con el fin de construir una primera capa. Por otro, se iniciará el trabajo de campo con diferentes especialistas y visitas al terreno, lo cual permitirá obtener una segunda capa de información.

Los ‚laboratorios situados’ constituirán la segunda gran fase del proyecto y, en ellos, sobre la base de las dos primeras capas de información ya obtenidas en la primera estancia, se seguirá aumentando la complejidad del modelo. Estos laboratorios permitirán “colectivizar y discutir transversalmente los procesos extractivos presentes en la Montaña Central leonesa”, como reza el proyecto. Con posterioridad a estos laboratorios y encuentros, la información será procesada.

Tras la citada toma de información, la tercera fase consistirá en la elaboración de un modelo operativo a través del cual visibilizar la complejidad ecosistémica de la Montaña Central leonesa, “sus voces, seres que lo habitan y fantasmas acechantes venidos de un futuro cercano”. El modelo será la base sobre la cual articular la siguiente fase.

Convocados alrededor del modelo especulativo, en una jornada –o en una serie de jornadas–, las diferentes voces, entidades y asociaciones discutirán transversalmente en torno al presente y al futuro inmediato de la Montaña Central leonesa. Expondrán sus deseos y, a través de una mediación guiada, se elaborarán ensayos para imaginar otros futuros posibles surgidos de la agencia política de las comunidades presentes en el territorio. Deseos que se plasmarán en un acta de la asamblea donde se propondrán ideas para una mejor gobernanza y relación con los procesos energéticos.

 

Sobre la convocatoria Nudo/ Knot 2022

Un total de 39 proyectos fueron presentados a la segunda edición de la convocatoria, que está dirigida a todas las personas que investigan o crean con visión ecológica, transversal e híbrida, sin importar su edad o procedencia. Tanto la Diputación provincial de León como la Fundación Cerezales Antonino y Cinia han valorado positivamente “la alta concurrencia de la convocatoria y la pluralidad de áreas profesionales que se han visto interpeladas”. Unas áreas que van desde las artes plásticas y escénicas, la música o el sonido hasta la historia del arte, la literatura, el urbanismo, la geografía, la inteligencia artificial (AI), la antropología, la filosofía, el paisajismo, la performance o el derecho, por destacar algunas. Los proyectos representaban a personas o colectivos de siete nacionalidades distintas y, dentro de España, de once comunidades autónomas diferentes, con edades comprendidas entre los 21 y los 54 años.

Por otro lado, entre los criterios de evaluación, publicados en las bases de la convocatoria, estaban el carácter situado y contextualizado de la propuesta en el medio rural leonés; los vínculos con las líneas de investigación de FCAYC; la relación entre distintos campos del conocimiento, la adecuada estructura y planteamiento del proyecto o su adecuación al tema de la convocatoria de 2022, que, en concreto, fue ‚el aire’. Tras efectuarse una preselección, ocho proyectos pasaron a la fase final para su valoración por el jurado.

 

Los ganadores

Bartlebooth es una plataforma de investigación y edición que examina la práctica espacial contemporánea. Fundada en 2013, está dirigida por los arquitectos Antonio Giráldez López (Lugo, 1990) y Pablo Ibáñez Ferrera (Gijón, 1992). Su trabajo reciente aborda la producción espacial y territorial a través de prismas como la tecnología, la ecología, el cuerpo, la ley, la extracción, el trabajo, o la cultura digital. Su proyecto ‚Modelar el aire’ se desarrollará en los próximos nueve meses, tanto en la Fundación Cerezales Antonino y Cinia como en los lugares asociados a la investigación. La beca está dotada con una ayuda de 8.000 euros y sus beneficiarios podrá disponer del equipo técnico humano y material de FCAYC.