La Diputación de León trabaja en un paquete de medidas para hacer frente a la crisis del COVID-19

19/03/2020

Eduardo Morán, presidente de la Diputación de León.

El presidente de la institución, Eduardo Morán, anuncia que la próxima semana detallará el alcance de las actuaciones, tras una reunión con todos los grupos políticos, y que se centrarán en el medio rural

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, ha manifestado este jueves que la institución provincial trabaja en la elaboración de un paquete de medidas para hacer frente a la crisis generada por el estado de alarma del COVID-19 en la provincia de León.

Morán ha anunciado que la próxima semana detallará las actuaciones, tras la celebración de una reunión con todos los grupos políticos de la Diputación, y que éstas se centrarán en los efectos en el medio rural leonés de la crisis generada por la lucha contra la pandemia del coronavirus.

El presidente sólo ha adelantado que las medidas tendrán en el empleo uno de sus principales caballos de batalla, aunque prefirió esperar a su puesta en común con el resto de partidos representados en la institución provincial para darlas a conocer “con el objetivo de que nazcan con el consenso de todos”.

La Diputación de León adoptó las primeras medidas contra el coronavirus varios días antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma y ha suspendido todas las convocatorias oficiales, manteniendo exclusivamente aquellas reuniones consideradas inaplazables, algunas de las cuales se desarrollan por videoconferencia.

El Palacio de los Guzmanes ha cerrado sus puertas a los turistas y, de igual modo, se ha clausurado la estación de esquí de San Isidro, la Cueva de Valporquero, el Museo Etnográfico de Mansilla de las Mulas y el Monasterio de Carracedo. Los recorridos del Bibliobús y la campaña de ‚Un Viaje por tu Provincia’ también se cancelaron, así como las actividades de las Escuelas Deportivas y toda la actividad dependiente del Instituto Leonés de Cultura (ILC).

Las medidas contra el Covid-19 también se han extremado en los centros asistenciales de la Diputación leonesa restringiendo las visitas de familiares en todos los casos y enviando a sus casas a aquellos usuarios que no requieran atención continuada. En los Centros de Acción Social (Ceas) dependientes de la institución provincial, la atención a los usuarios sólo es telefónica, salvo en casos de emergencia relacionados con violencia de género o atención a la infancia.

La Diputación también aplica ya fórmulas de teletrabajo y prevé extenderlas en los diferentes servicios con el fin de que la presencia de personal en los centros laborales sea la menor posible.